domingo, 18 de septiembre de 2011

Ellos

Camina. No mires atrás, porque sus ojos están fijos en ti. No muestres debilidad alguna, simplemente mantente impávido todo lo que puedas porque si no, será tu fin. No muestres tus emociones, ni la más mínima, porque ellos se cernirán sobre ti. Te he dicho que camines, y que no vuelvas la vista atrás, porque tus ojos te delatan, porque tu respiración alterada y asustada no los convence, porque huelen tu miedo, porque siente cada gota de tu sudor salir por los poros de tu piel, porque se, amigo mío, que no vas a durar ni diez minutos ahí fuera. Esos bichos que parecen seres humanos, que intentan comportarse como tal, no lo son, insensibles, inhumanos, sin emociones. No dudes por un instante en que si te descubren, te convertirán en uno de ellos. Vacío y falso, sin corazón. Se alimentarán de ti, absorberán tu vida y no recordarás quien eres ni en que te has convertido, solo serás un montón de huesos y carne que camina sin destino ni sueños por los que luchar. Finge ser quien eres, y quizás sobrevivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario